viernes, 24 de enero de 2014

Verdades y Mitos de la cosmética #2

Hola a tod@s!
Hoy escribo este post completamente inspirada por J. M. Mulet y su nuevo libro "Comer sin Miedo" que estoy deseando leer. Y un poco como continuación al post Review del libro "Complexion Perfection" de Kate Somerville

La sentencia de la que parto hoy en este post es "La cosmética natural es mejor" 

Para empezar, no está claro qué es la cosmética natural. Segun la Agencia Española del Medicamento y Productos sanitarios, no es un tipo de cosmética como tal, por lo tanto, cualquier marca puede poner la etiqueta en su frasco sin infrinjir ninguna normativa.
Foto de Namudekoras.it


Tan sólo el marketing que envuelve al producto en sí es la idea que compramos. Por que por muy estupendo que sea el aceite de argán, si nuestro cosmético contiene un 0,003%, te digo yo las maravillas que te va a hacer en la cara.

Últimamente se atribuyen una serie de cualidades a los productos de origen "natural" u "orgánico" como que son hipoalergénicos (término que también puede estar sujeto a debate), más suaves con la piel (ejem), menos irritantes, más eficaces, etc.

Parece que si el inci list es comprensible, entonces el cosmético es de calidad (discrepo totalmente) y si encima los ingredientes son naturales, no provocarán alergias ni reacciones de ningún tipo (quizá sea buen momento de mencionar de alergenos como los frutos secos, la miel, etc).

No quiero demonizar la cosmética "natural" en absoluto, sólo pretendo igualarla a lo demás.

Mi recomendación es que seamos igual de críticos y exigentes con los cosméticos de cualquier tipo. Yo soy consumidora de todo tipo de cosmética. Gran parte de mis cosméticos preferidos pertenecen a marcas de "tipo natural", pero no sólo por ser "naturales" son automáticamente mejores que los demás. Simplemente son mejores. Y lo más más más importante, comprad cosméticos que estén fabricados en condiciones razonables. Que seguro que a muchas se os van las manos cuando véis los potingues de los mercados medievales que hace Mari Pepi en su casa con la Thermomix.

Ahí lo dejo, me encantaría que me dejáseis vuestras opiniones!



2 comentarios:

  1. Estoy tan de acuerdo contigo....
    El mito de la cosmética natural no se de donde viene pero ha hecho mucho daño. Para empezar, un ingrediente natural, que puede ser muy eficaz, viene acompañado de distintas sustancias presentes en la naturaleza junto a ese ingrediente. ¿Qué ocurre? Que esas sustancias pueden no ser tan saludables o pueden producir alergia.
    Por otra parte, la cosmética formulada químicamente solo agrega los ingredientes necesarios para el efecto que quiere conseguir. Pero, y ahí está el pero, suelen llevar conservantes, perfume y colorantes que, aunque permitidos, pueden producir alergia.
    Yo utilizo y he utilizado, cosmética de los dos tipos. Lo que busco es eficacia, una marca de garantía y que el producto me resulte agradable y cómodo de aplicar. Por cierto, no se me ocurriría utilizar jamás un cosmético casero si no lo he hecho yo.

    ResponderEliminar
  2. este tema me interesa Mucho..siempre igual q si este éd mejor por ser natural,no comparés un sérum de 70 euros con otro de 20...Jooo quiero gastarme en algo q de verdad dea eficaz independientemente Si es caro o no..luego Quieres vet el tango por ciento de principios activos y tampoco lo ves,porque Claro Si una crema cuesta 50y otra 10 pero en la cara tiene un 2% de vitamina c y en la ota un 0,5% logicamente esta demostrado du precio,en fin....

    ResponderEliminar