miércoles, 2 de marzo de 2011

Productos legendarios: Eight hour cream

Voy a hacer algunas entradas sobre productos de toda la vida y sus beneficios. Que muchos de ellos aunque llevan 50 años o más en el mercado (será por algo) y no les hacemos ni caso.

He elegido como primer producto vintage esta crema por la historia que tiene detrás. Resulta, que en los años 1930, Elisabeth Arden curaba a sus caballos con esta crema y la probó en los rasguños de sus hijos con increíbles resultados. Y se debió decir a sí misma: "Esto es una mina" y así llegó la crema a nuestros días y todas las celebrities la adoran.
Para describirla bien, debo deciros que no es una crema como tal, parece más bien un ungüento color anaranjado, bastante pegajosilla y huele bastante fuerte como a pomada.

Las propiedades de la eight hour cream son básicamente regeneración e hidratación, y con esto tiene un montón de usos como por ejemplo, aplicarla en zonas agrietadas como talones, labios, codos, etc, en eccemas, sarpullidos, heridas, rojeces y quemaduras ya que calma y regenera y como su nombre nos da a entender, cumple sus funciones en 8 horas. No es que te cicatrice una quemadura de tercer grado en 8 horas, pero cicatriza muchísimo más rápido que dejándola al aire.

Hoy en día hay una línea completa de cosméticos aparte de la famosa Eight Hour cream: El bálsamo labial, crema de manos, crema para el cuerpo e hidratante de día con factor de protección solar todas ellas contienen los beneficios de la original pero están en un formato más adaptable a distintas necesidades.

Además, cada poco sacan ediciones especiales de la crema, como el caso de la que yo tengo que es una edición vintage con el tubo en color metálico monísima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario