miércoles, 1 de septiembre de 2010

Piel y cremas

Hola guap@s,
He estado investigando un poquito sobre la piel y los cuidados y he encontrado algunos apuntes que pueden seros de utilidad.

Como much@s sabréis existen distintos tipos de piel en función del equilibrio grasa/agua que tengan en su superficie. Esta mezcla de grasa y agua es segregada a la superficie de la piel por glándulas de tipo sebáceo y de tipo sudoríparo. De esta manera, con las sustancias que producen, se protege la superficie de la piel de los radicales libres, del sol, de agentes externos agresivos, de microorganismos y gérmenes, etc.

Bien, pues si este equilibrio grasa-agua se altera, tendremos pieles grasas (poca agua y mucha grasa en proporción), normales (proporción equilibrada) y pieles secas (poca grasa y mucha agua en proporción).

Para saber la clase de piel que tenemos basta con observar cómo se comporta a lo largo del día. Si tiende a descamarse y los poros son pequeños tendremos una piel seca y si aparecen brillos sobretodo en frente, nariz y barbilla, y los poros son grandes tendremos piel más bien grasa.

De esta manera, podemos buscar cremas que se adecúen a nuestras necesidades. Las cremas son emulsiones y como tales, son una mezcla de aceite y agua. En general, vienen bien etiquetadas y podemos distinguirlas claramente, pero a veces no equilibran nuestra proporción agua-aceite.

Para conocer la proporcion agua-aceite de una crema basta con aplicárnosla sobre el rostro y al cabo de un minuto tocarnos la piel. Si notamos la cara fría, la crema tendrá más agua que aceite, ya que el agua al evaporarse, deja la superficie de la cara fresca. Sin embargo si nos notamos la cara tibia, la crema que estamos utilizando tendrá más aceite que agua ya que retiene la humedad y el calor.

1 comentario: