martes, 8 de junio de 2010

Exfoliantes Corporales Lush VS Bliss

He de partir de la base en la que me encantan los exfoliantes fuertes, por lo que si tenéis una piel sensible no me hagáis ni caso.

He probado varios exfoliantes de ducha de estos que tienen como plastiquitos y no me gustan nada, además me da cosa que no se disuelvan en el agua de la ducha y creen problemas en las tuberías (seguro que es una paranoia mía).

Así que ahora mis preferidos son dos: Lush Sugar Scrub y Hot Salt de Bliss.

El de lush está hecho con azúcar y no huele a nada.El inconveniente que tiene es que la presentación son unas bolitas del azúcar compacto y seco. Esto dificulta la aplicación aunque lo ideal es enjabonar la zona a exfoliar y aplicar un pedazo de la bola y frotar en seco, o sea, sin dejar que el agua caiga sobre la piel mientras se exfolia, después se aclara. La piel queda estupenda, suavecísima. Y el precio de las bolas es de 3,50. Duran bastante, la verdad. Pienso que cunden.



El segundo es de la marca Bliss, una marca carísima americana de cosméticos divinos. En realidad es un Spa divinísimo de la muerte. Los productos se pueden encontrar en Sephora y en algún Corteinglés.
Este exfoliante huele muchísimo a eucalipto y romero, yo diría que es "balsámico". Si os da grima el olor, no lo cojáis, el olor es fuerte, a mí me encanta. Al contrario que el de Lush, éste está hecho con sal. Se frota directamente el producto sobre la piel en seco y genera calor, ideal si quieres eliminar celulitis o michelines variados. Otra cosa buena que tiene es que si después de exfoliarte te metes en la bañera, el exfoliante se diluye como sales de baño, así que tiene doble misión. El mayor inconveniente es el precio, 37 dólares si lo coges por internet, aunque el bote es eterno.



Conclusión, yo me quedo con con el de lush, porque aunque es más incómodo me duele menos gastarme 3,50 euros. Además puede oler a lo que uno quiera según con qué se mezcle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario